viernes 15 diciembre 2017
ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Biodiversidad » El abominable hombre de las nieves es en realidad… un oso
El abominable hombre de las nieves es en realidad… un oso

El abominable hombre de las nieves es en realidad… un oso

El mito del ‘Yeti’ o el ‘abominable hombre de las nieves’ ha terminado con la investigación de un equipo estadounidense que vincula el ADN de supuestas muestras de este ser, de esta manera se proporcionan nuevos datos sobre los orígenes de la leyenda del Himalaya.

Esta criatura ocupa un lugar destacado en la mitología de Nepal y el Tíbet y sus historias han despertado el interés de todo el mundo. Incluso por siglos se han registrado supuestos avistamientos, a la vez que se han reportado huellas de sus pisadas.

Durantes los últimos siglos se han recogido centenares de relatos y algunas muestras orgánicas del supuesto animal misterioso recogidas en las montañas del Himalaya desde los años 1930 hasta la actualidad.

Las pruebas de ADN tomadas “apuntan a que los elementos biológicos que sustentan la leyenda del yeti corresponden a osos locales“, indicó Charlotte Lindqvist, que dirigió el estudio que se publicará en Proceedings of the Royal Society B.

Las muestras pertenecerían en realidad a ejemplares del oso negro asiático, oso marrón tibetano y otro marrón del Himalaya, y podrían incluso contribuir a salvar estas especies en riesgo ayudando a reconstruir su evolución genética.

El equipo de Lindqvist no es el primero en investigar el ADN yeti, pero los proyectos anteriores realizaron análisis genéticos más simples, lo que dejó cuestiones importantes sin resolver, dice. “Este estudio representa el análisis más riguroso hasta la fecha de muestras que se sospecha que derivan de criaturas anómalas u ‘homínidas’ míticas”, escriben Lindqvist y sus coautores en su nuevo documento.

La investigación actual resulta mucho más detallada que la anterior, comparando ADN secuenciado de las muestras con animales reales. Las muestras del Yeti también ayudan a desvelar la historia evolutiva de los osos. Por ejemplo, el trabajo secuenció el ADN mitocondrial de 23 osos, entre los que se incluían los restos del Yeti, y los comparó con osos de todo el mundo. Descubrieron que los osos pardos tibetanos están relacionados con los estadounidenses, pero que los de Himalaya pertenecen a un linaje diferente que se separó hace 650.000 años durante la gran edad de hielo.

Los investigadores analizaron un hueso de fémur del cuerpo podrido de un presunto Yeti encontrado en una cueva en el Tíbet, pero resultó que era de un un oso pardo

Los investigadores analizaron un hueso de fémur del cuerpo podrido de un presunto Yeti encontrado en una cueva en el Tíbet, pero resultó que era de un un oso pardo.

 

Fuente: agencias

Foto: Internet

 

 

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top