ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Mascotas » Animalitos viven pesadilla en galgódromos
Animalitos viven pesadilla en galgódromos

Animalitos viven pesadilla en galgódromos

Hace unos días se dio a conocer la noticia de que un hombre en China mató a su galgo azotándolo contra el piso. Las fuertes imágenes se hicieron virales causando indignación.

Cuando creímos que no podríamos enterarnos de algo peor, Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) señaló que desgraciadamente esto es sólo una muestra de todo lo que viven estos animalitos en los galgódromos.

En un devastador ejemplo de la crueldad de esta industria, en el 2002, los restos de alrededor de 3,000 galgos de las carreras de Florida, fueron hallados en Alabama en la propiedad de un ex guardia de seguridad del galgódromo quien había estado “jubilando” a perros no deseados con un rifle de calibre .22 durante más de 40 años.

Según reportes, el incidente sucedió en el condado Xiong de la provincia Hebei en China. Aparentemente, el hombre enfureció después de que perdió una grande suma de dinero tras comprar al perro y que este perdiera en una carrera por la que apostó grandes cantidades.

A través de su página web, PETA señala que en promedio, cada tres días muere un galgo, y un sinfín más mueren cada año, antes siquiera de tocar una pista de carreras.

Desde el 2008 se han documentado alrededor de 12,000 heridas en galgos, en EE.UU. Entre ellas ataques cardíacos, golpes de calor, electrocución, fracturas de cráneo, cuellos rotos y más de 3,000 piernas rotas. El número real de heridas es, sin duda, mucho más alto.

Aunque son extremadamente sensibles al frío y al calor, los galgos son forzados a competir en condiciones extremas, desde temperaturas bajo cero, hasta más allá de 30 grados centígrados. Pero incluso cuando están en “casa” siguen sufriendo. Estos explotados perros, pasan más de 20 horas al día en jaulas y llevan bozales constantemente. Muchos de ellos tienen heridas a causa de las jaulas y los bozales, y sufren de infestaciones de parásitos, tanto internas como externas.

Sin planes de retiro

Muchos de estos animales perjudicados no llegan a la edad normal de “retiro” que es a los 4 o 5 años. Pero inclusive si lo hicieran, la vida después de las carreras sigue siendo igual de horrible.

En un devastador ejemplo de la crueldad de esta industria, en el 2002, los restos de alrededor de 3,000 galgos de las carreras de Florida, fueron hallados en Alabama en la propiedad de un ex guardia de seguridad del galgódromo quien había estado “jubilando” a perros no deseados con un rifle de calibre .22 durante más de 40 años.

En 2017, PETA obtuvo fotografías y video de alrededor de 150 galgos, muchos de los cuales (si no es que todos) habían sido criados para competir. Sufrían en condiciones miserables en un criadero en Texas que hacía negocios con The Pet Blood Bank Inc. Los perros fueron hallados con heridas abiertas, dientes putrefactos, y uñas demasiado largas. Algunos se encogían ante la presencia de humanos. Gracias al apoyo de nuestros simpatizantes, conseguimos que esta espeluznante fábrica de sangre cerrara sus puertas. Y ahora la asociación nacional de galgos (National Greyhound Association) ha prohibido a sus miembros, que envíen galgos a bancos de sangre que no hayan sido sujetos a la verificación de la organización.

“Como los galgos, que están siendo explotados y maltratados para competir en carreras, los perros en carreras de trineos, viven una violencia y negligencia inimaginable. Estos animales son forzados a correr al borde de la muerte (y a veces no logran llegar a la meta)”, concluye la organización dedicada a la protección de los animales.

 

Staff ADNecoambiental

Foto: PETA

 

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top