ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Salud y Alimentación » Así ayudan los espacios verdes al desarrollo del cerebro
Así ayudan los espacios verdes al desarrollo del cerebro

Así ayudan los espacios verdes al desarrollo del cerebro

El contacto con los espacios verdes es más benéfico de lo que podríamos pensar.

Un estudio demuestra que la exposición a zonas verdes durante largo tiempo se asocia con cambios positivos en la estructura del cerebro.

Esas diferencias anatómicas están a su vez asociadas con efectos beneficiosos sobre la función cognitiva.

Los niños que se han criado en hogares rodeados de más espacios verdes tienden a presentar mayores volúmenes de materia blanca y gris en ciertas áreas de su cerebro, revela el estudio que publica la revista “Environment Health Perspectives”.

La naturaleza, vital para el desarrollo del cerebro

La hipótesis de la biofilia sugiere que existe un vínculo evolutivo de los humanos con la naturaleza.

En consecuencia, se argumenta que los espacios verdes proporcionan a los niños oportunidades de restauración psicológica.

Además, estimulan ejercicios importantes como el descubrimiento, la creatividad y la asunción de riesgos.

“La biofilia era una hipótesis, que había un vínculo entre la naturaleza y la evolución humana, que la naturaleza es importante para el desarrollo del cerebro. Pero no había evidencia de ello”, sostiene el doctor Payam Dadvand, investigador de ISGlobal y autor principal del estudio.

Proporcionan regeneración psicológica

“Este es el primer estudio que evalúa la asociación entre la exposición a largo plazo a los espacios verdes y la estructura del cerebro”, afirma Dadvand. “Nuestros hallazgos sugieren que la exposición a espacios verdes de manera temprana en la vida podría resultar en cambios estructurales beneficiosos en el cerebro”, agrega.

Según algunas hipótesis citadas por los estudiosos, los espacios verdes proporcionarían a los niños oportunidades de regeneración psicológica.

Por otra parte, los espacios verdes promoverían importantes ejercicios de descubrimiento, creatividad y asunción de riesgos.

La investigación se realizó en una subcohorte de 253 escolares del proyecto BREATHE en Barcelona.

Un estudio previo del proyecto BREATHE con 2.593 escolares de entre 7 y 10 años mostró que a lo largo de los 12 meses de duración del estudio los escolares de centros con mayor espacio verde al aire libre tuvieron mayor incremento en la memoria de trabajo.

Asimismo se detectó una mayor reducción en la falta de atención que aquellos que asistían a colegios con menos verdor.

 

Fuente: agencias

Foto: Internet

 

 

 

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top