lunes 20 noviembre 2017
ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Gobierno responsable » Basura en nuestros Pueblos Mágicos
Basura en nuestros Pueblos Mágicos

Basura en nuestros Pueblos Mágicos

ADNECOAMBIENTAL/CIUDAD DE MÉXICO, AGOSTO.- En el estado de México los nueve pueblos mágicos: Tepotzotlán, Villa del Carbón, Valle de Bravo, Teotihuacán (San Martín de las Pirámides y San Juan Teotihuacán), Ixtapan de la Sal, Aculco, El Oro, Malinalco y Metepec generan 589 toneladas de basura, que si no se controlan para evitar la contaminación de suelos o acuíferos, pueden afectar al turismo.

La entidad ocupa el primer lugar en el país en la generación de residuos sólidos urbanos, con un promedio de 15 mil 768 toneladas de basura al día, pero solo 18 de los 125 municipios cuentan con rellenos sanitarios; de los cuales, cinco son controlados por los ayuntamientos y otros 13 por empresas privadas; mientras 24 demarcaciones tienen sitios controlados y 35 tiraderos no controlados.

Por ello, la diputada del PRI, María de Lourdes Montiel, pidió exhortar a todos los municipios a cumplir con la ley en materia de manejo de residuos, pero sobre todo pedir a los que tienen categorías de pueblo mágico o con encanto a cumplir con la separación de la basura; así como un manejo adecuado de todos los desechos.

Y advirtió que los efectos del cambio climático deben ser atendidos, y los 125 municipios mexiquenses tienen la obligación de tomar medidas que garanticen el derecho de toda persona a un medio ambiente sano, a fin de incrementar el turismo, principalmente en los que tienen la denominación de “Pueblo Mágico” y “Pueblo con Encanto”.

los gobiernos municipales enfrentan un severo problema para la disposición final de los residuos sólidos urbanos y el impacto ambiental y en la salud, ocasionado por la eliminación inadecuada de los residuos ha obligado a regular su control y manejo; así como a instrumentar políticas para reducir su generación y estimular su reúso, reciclado y recuperación de materiales con valor económico.

Los tiraderos a cielo abierto, explicó, provocan problemas ambientales, sanitarios y de seguridad social, pues generan plagas y transmisión de enfermedades y la materia orgánica de los residuos sólidos urbanos provoca lixiviados que arrastran sustancias nocivas.

“Hasta 200 compuestos diferentes, algunos tóxicos y cancerígenos. Los lixiviados, si no se controlan adecuadamente, pueden contaminar los suelos y las aguas superficiales y subterráneas (acuíferos)”.

Refirió el ejemplo de Tepotzotlán, un Pueblo Mágico, en el que se emiten malos olores del relleno sanitario, pues cada día se depositan mil 963 toneladas diarias de nueve municipios, lo cual, además de provocar molestia entre los ciudadanos porque consideran que aleja al turismo, derivó en que la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) sancionara a ese municipio por infringir las disposiciones legales en materia de equilibrio ecológico, protección al ambiente y fomento al desarrollo sostenible.

Ante esta problemática, la diputada urgió a las demarcaciones a prohibir tiraderos a cielo abierto (sitio controlado o no controlado) y depositen en rellenos sanitarios autorizados, con el fin de protegerlos de posibles agentes contaminantes para evitar que afecten al turismo y la derrama económica que generan.

Staff Ecoambiental

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top