ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Agricultura Orgánica » Esta es la razón por la que pintan de blanco los árboles de la CDMX
Esta es la razón por la que pintan de blanco los árboles de la CDMX

Esta es la razón por la que pintan de blanco los árboles de la CDMX

En la Ciudad de México es común ver que la la parte baja de los troncos de los árboles son pintados con una mezcla de cal y agua, pero ¿con qué propósito? Se cree que esto evita que la plaga los ataque, sin embargo no se tienen fuertes bases al respecto.

Esto es lo que se busca al pintarlos de blanco:

El líquido es un concentrado de agua con cal, llamado “encalado” que se utiliza con el propósito de alejar plagas que puedan afectar las hojas o tronco del árbol. Otras personas mencionan que purifica el agua ácida, en beneficio de la tierra, señala Grupo Fórmula.

También se cree que este procedimiento protege a los árboles durante el invierno, así como de los intensos rayos solares durante la primavera y verano.

Quienes lo utilizan, buscan brindar protección a los árboles que por alguna causa han quedado sin corteza.

Otras razones por las que los pintan es por estética, para que “embellezcan las calles” y para que sean visibles para los automovilistas.

¿En realidad sirve?

Daniel Rivas Torres, Arborista Certificado por la Internacional Society of
Arboriculture (ISA) y profesor de la Universidad Autónoma de Chapingo, señala que esta técnica perjudica más de lo que beneficia.

El especialista señala que “la pintura o cal que se emplea para el encalado se lava con las lluvias, se disuelve y baja al suelo lixiviándose. Al llegar esta cal al suelo, disuelta en agua, tiene la propiedad de elevar el pH del mismo”.

Agrega que el pH es una de las medidas de la capacidad que tiene el suelo de facilitar el intercambio de minerales y hacer que éstos sean absorbidos por las raíces finas de las plantas. Un valor ideal de pH oscila entre 6 y 6.5. Al elevarse el pH, el suelo se hace más alcalino; el hierro por ejemplo, un mineral indispensable para el desarrollo sano del árbol, es retenido químicamente y ya no puede ser tomado por las raíces.

Explica que el suelo en la Ciudad de México por lo general es alcalino y el encalado termina de dañarlo, al igual que los árboles y otras plantas. Los árboles, por ejemplo, presentan una enfermedad llamada “clorosis inducida por cal”.

La clorosis, explica Rivas, incluye el amarillamiento del follaje y la pérdida de la capacidad para realizar la fotosíntesis, el proceso de elaboración de su propio alimento, por lo que terminan muriendo de hambre.

“Los árboles son seres vivos, son la mejor expresión de la naturaleza dentro de la ciudad; merecen todo nuestro respeto y atención, nos brindan gran cantidad de servicios ambientales. No deben ser pintarrajeados y empleados como señales de tránsito. Existen otros medios para enseñar al automovilista la ruta por donde debe transitar”, agrega a través de un artículo.

 

Staff ADNecoambiental

Foto: Internet

 

 

Porque leíste esta nota, te recomendamos:

Se acabaron las fiestas, ¿qué hacer ahora con los árboles de Navidad?

Árboles de Navidad son reciclados

Jacarandas y un sueño violeta en la capital

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top