ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Biodiversidad » La perfección del camuflaje
La perfección del camuflaje

La perfección del camuflaje

Si de ocultarse se trata, los animales son todos unos artistas. Abre bien los ojos ante estas imágenes, pues no resulta sencillo encontrar a las especies que se esconden hábilmente entre hojas, flores,

El arte del camuflaje encuentra su denominación correcta en el término cripsis, del griego Kryptos, que signifia ‘lo oculto’ o ‘lo que se esconde’. Existen cuatro grandes categorías para clasificar los diferentes tipos de cripsis: inmovilidad, coloración, patrón y no visual, señala Muy Interesante.

Sapo hoja

Metatada_268. Rhinella margaritifera

¿Logras observar a los tres sapos hoja?  El también conocido como sapo de cuernos malayo o sapo hoja malayo habita en Tailandia y Malasia.

Su “disfraz” les ayuda a escapar de sus depredadores y encontrar alimento, pues al no ser visibles, pequeños insectos se acercan a ellos sin sospechar siquiera que se convertirán en cena.

Gecko norteño cola de hoja

Con su cuerpo, imita la textura de una hoja muerta, pasando completamente desapercibido. Puede cambiar de color, aunque por lo general se le puede ver con un color café.

Anisoscelis  flavolineata

Metatada_269. Anisocelis flavolineata (insecto); Passiflora sp. (flor)

Si un ave se lanza en picado sobre una chinche de las calabazas posada sobre una flor de la pasión, es probable que se fije en el aleteo de las «banderas» rojas, que no son sino el truco del insecto para desviar el picotazo del cazador hacia extremidades prescindibles, lejos de sus órganos vitales, señala National Geographic.

Phyllium giganteum

Metatada_271. Phyllium giganteum

Este insecto con aspecto de hoja que alcanza una longitud de 10 centímetros

Araña palo

Resultado de imagen para araña palo

La especie Ariamnes flagellum tiene una increíble habilidad para camuflarse. Cuando está descansando o esperando a una presa, extiende su cuerpo y sus patas en línea recta para parecer una delgada rama y así poder pasar desapercibida. Además, coloca sus huevos guindando en forma de bolsa, lo que hace que parezcan pequeñas bayas.

Phyllium giganteum

Metatada_284. Phyllium giganteum

En 1759, Richard Bradley, miembro de la Royal Society, escribió: “El insecto se alimenta de los jugos del árbol […] y, cuando llega el otoño, cae del árbol con las hojas, que se le pegan al cuerpo como alas, y se marcha andando”. La descripción “puede resultar cómica con la perspectiva que da el tiempo —afirma Edward Baker, del Museo de Historia Natural de Londres—, pero lo cierto es que aún sabemos muy poco de la biología de la mayoría de estas especies”.

 

Camaleón

El rey del camuflaje. El camaleón puede tornarse en color gris, verde o marrón, dependiendo de su estado de ánimo.

Staff ADNecoambiental

Fotos: Internet

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top