lunes 20 noviembre 2017
ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Mascotas » ¿Por qué los perros son tan amistosos?
¿Por qué los perros son tan amistosos?

¿Por qué los perros son tan amistosos?

¿Cómo es posible que entre los perros existan diferencias en cuanto al comportamiento? Algunos se caracterizan por ser más cariñosos y juguetones, ideales para la convivencia con niños.

¿Que tal cuando llegas a casa y tu mascota corre la puerta en cuanto escucha el sonido de las llaves y salta de gusto a tu lado? Hasta parece que dicen ¡Qué gusto verte de regreso!

O seguramente te ha pasado en la calle que ves a un simpático can y algo te llama a hacerle cariñitos, platicar con él o darle algo de comer o beber. En ese momento te mira con unos ojos de inmensa gratitud que simplemente doblega al ser más gruñón.

Sin dada, el cariño de una mascota es inagotable y lo único que piden es también un poco de cariño. Nunca tendrás una pelea con él y siempre está a tu lado.

 

via GIPHY

Según un estudio genético de la Universidad de Princeton, el ser amistosos está en la naturaleza de los perros y que precisamente eso podría ser la clave de que acabaran siendo nuestros fieles compañeros desde entre 20.000 y 40.000 años.

El estudio, publicado en la revista especializada Science Advances y recogido por la BBC, asegura que ciertos genes que hacen a los perros más gregarios, más felices en compañía, han sido seleccionados y potenciados.

Hasta la fecha se creía que los perros se domesticaron a través de la evolución. Esta creencia puede ser refutada por los resultados de este estudio y se podría afirmar que los lobos, antecesores de los perros, que tenían esta estructura genética en particular, probablemente eran más amigables con los seres humanos, conllevando a su posterior domesticación.

Según esta teoría, con el pasar del tiempo, esa genética amistosa se siguió transmitiendo de generación en generación, haciendo que los perros se volvieron cada vez más dependientes y cercanos a los humanos.

Además, los hallazgos sugieren que genes similares pueden estar implicados en la domesticación de otras especies (sí, también en los gatos).

 

via GIPHY

Los investigadores también pudieron comprobar que tanto los perros domésticos como los lobos, lobos criados en cautividad, tienen capacidades similares a la hora de resolver problemas. Los problemas suelen consistir en trozos de salchicha de difícil acceso. Eso sí, es mucho más fácil lograr quitárselas a los perros que a los lobos, una vez conseguidas.

Resulta especialmente curioso que los análisis de ADN que encontraron relación entre esos cambios genéticos que permiten renunciar a la salchicha tan duramente conseguida.

Más parecidos a nosotros de lo que creíamos

Además muestran comportamientos más sociales que  están asociados con cambios similares en un raro síndrome genético que se da en seres humanos y que hace a la gente altamente sociable. ¡Así que nuestro fiel compañero se parece más a nosotros de lo que habíamos imaginado!

Según los autores del estudio, existe una similitud en el comportamiento amistoso entre los perros y el comportamiento que muestran las personas que tienen síndrome de Williams-Beuren. Esto fue lo que llevó a los investigadores a comprobar los rasgos genómicos y patrones que podrían conectar los dos comportamientos.

Según los investigadores que realizaron el estudio, no hay “genes especiales” que hagan que un perro sea amigable, pero definitivamente existe una importante composición genética que los hace ser quienes son.

Staff ADNecoambiental

 

Porque leíste esta nota, te recomendamos:

Ser permisivo o dominante con los perros puede volverlos agresivos

Viral: Perro “escapa” de su casa para abrazar a su mejor amigo

Viral: Perrita comparte cobija con perro de la calle

Gavel, el perro cuya carrera policial se truncó por “ser demasiado tierno”

Joven da a perros callejeros su “primer abrazo” y así reaccionan

 

 

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top