ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Responsabilidad Social / Ambiental » Persisten prácticas de maltrato en la industria alimentaria de origen animal
Persisten prácticas de maltrato en la industria alimentaria de origen animal

Persisten prácticas de maltrato en la industria alimentaria de origen animal

A pesar de las muchas voces que se han expresado en contra de las prácticas que se llevan a cabo en granjas industriales, las condiciones de abuso con que tratan a los animales persisten en muchas de ellas para producir a cualquier costo y obtener las máximas ganancias, denunció el doctor Jorge Alberto Saltijeral Oaxaca, al participar en el 10º Seminario Internacional en Reproducción Animal y Producción de Leche y Carne, realizado en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Acciones como el uso de químicos y hormonas; la gran concentración de especies hacinadas en espacios reducidos o en áreas sin sombra y en condiciones poco saludables; el uso de excretas, aserrín y hasta cemento en la alimentación animal, y el deterioro de su medio ambiente son todos factores de indignación y preocupación para grupos de profesionales del ámbito agropecuario y veterinario, así como para los defensores de los derechos animales.

Esta es una realidad que se vive a nivel mundial, por ejemplo, en Estados Unidos, la cría de ganado toma cinco veces más antibióticos que el alimentado en Gran Bretaña, por lo que existe una prohibición de las importaciones de carne estadounidense en toda Europa, debido sobre todo al uso de hormonas de crecimiento que utilizan las granjas en ese país. En India también se ha reportado el uso de antibióticos agresivos conocidos como colistina.

México ocupa el octavo lugar a nivel mundial en el consumo de esos productos para las reses, además de que se utiliza la metafilaxia masivamente en los corrales de engorda de bovinos, lo que conlleva un gran riesgo para otras especies criadas en las mismas naves como los pollos, que pueden generar bacterias resistentes a esos antibióticos y propagar la población microbiana.

El académico del Departamento de Producción Agrícola y Animal en la Unidad Xochimilco expresó sus diferencias con los animalistas y veganos, cuyo enfoque “está impregnado de sentido común, creencias, pasión y fanatismo, y con una posición ante el dolor de los animales de desconocimiento sobre los procesos que ocurren en su cuerpo”, y aunque no se puede negar ni evitar en algunas ocasiones la presencia de malestar, se puede procurar el menor sufrimiento posible.

Destacó que muchos grupos de defensa han radicalizado sus posiciones al grado de generar conflictos en la industria de lácteos y cárnicos, pero hay resultados positivos que han logrado frenar el abuso que se comete contra los animales; entre estos grupos existe la participación de científicos y profesionales en ciencias sociales que han dirigido sus demandas con pleno conocimiento del tema.

El doctor Saltijeral Oaxaca explicó que su posición está basada en la teoría filosófica que asume un enfoque antropocéntrico centrado en el hombre y la satisfacción de sus necesidades físicas, y en ese sentido acusó las demandas de animalistas y veganos en contra de consumir productos de origen animal y su desaprobación por las costumbres que los amantes de esas especies suelen vivir con sus mascotas.

Es necesario estudiar el dolor en los animales y la manera y grados como lo percibe cada especie científicamente, así como observar sus interacciones con otras y con su medio ambiente para procurarles un bienestar cabal.

El académico de la Casa abierta al tiempo propuso que la certificación participativa en la calidad del trato a los animales debe ser prioritaria, más que descansar en las certificaciones externas oficiales. Los involucrados en el bienestar animal en todos los ámbitos deben sumar fuerzas desde sus trincheras para lograr que cada ejemplar que cumple una función en este planeta –sea para alimentarnos, vivir en libertad o hacernos disfrutar de su amor– goce de los beneficios básicos a que tiene derecho.

 

Staff ADNecoambiental

Foto: UAM

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top