martes 21 noviembre 2017
ADNecoambiental – Ecología, Medio Ambiente, y temas afines
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Salud y Alimentación » Vence al reloj y ¡actívate!
Vence al reloj y ¡actívate!

Vence al reloj y ¡actívate!

ADNECOAMBIENTAL/CIUDAD DE MÉXICO, MARZO.- Levantarse a las seis o siete de la mañana, o incluso más temprano puede ser un reto difícil de lograr y más si es para hacer ejercicio, aún no empezamos y ya estamos cansados. ¿Cómo hacer para salir victoriosos de esos terribles primeros cinco minutitos y ganarle al reloj?

1.Prepara todo el equipo con anticipación. Para que sientas que debes realizar menos trabajo, en la noche, cuando estés más despierto ten listo todo lo que necesitas para tu jornada física, como tu ropa de ejercicio, tenis, pelotas, pesas, incluso tu desayuno.

2. Descansa. Dormir bien, es decir 8 horas en promedio es vital para realizar efectivamente cualquier actividad. Si vas a adelantar tu reloj, debes adelantar también la hora de ir a la cama, por lo que es recomendable descansar entre 30 y 45 minutos antes. Una publicación de la Escuela de Medicina de Harvard recuerda que un adulto debe dormir entre siete y nueve horas para mantener un estado óptimo de salud.

3. Planifica tu alimentación. Son especialmente importantes las dos ingestas anteriores al entrenamiento, la cena y el desayuno. Por ello es recomendable prepararse desde la noche consumiendo alimentos que te aporten energía, pero que sean ligeros, de lo contrario pasarás una mala noche a consecuencia de la pesadez y te costará más trabajo levantarte. Para desayunar, los expertos recomiendan un desayuno completo, que incluya fruta, cereales y proteínas, eso sí sin azúcar añadida. Se recomienda tomar un té, un yogurt y un puñado de almendras, por ejemplo, para salir media hora después a ejercitarse y al término concluir con la dieta aportando lo que haga falta, en especial hidratos de carbono.

4. Rompe la monotonía. La mejor manera de encontrar la motivación a esas horas es variar la rutina del entrenamiento. Para ello se recomienda realizar circuitos, tablas de ejercicios funcionales, modificando las rutas para salir a correr, o qué tal las clases colectivas, donde harás amigos que seguramente te motivarán a no dejar tu rutina.

5. Queda con un amigo. Es algo que suele funcionar bastante bien para llevar a cabo la actividad sin pereza, ya que de esta forma el compromiso no lo tenemos solo con nosotros mismos, sino también con las personas con las que hemos quedado.

6. ¡Actívate! Para ello es recomendable la música pues la sensación de cansancio se aminora y nos ayuda a mejorar el ritmo y la coordinación.

Los grandes beneficios del ejercicio

Seguramente ya lo has escuchado, pero es importante recalcar los beneficios de activarse físicamente. El ejercicio constante, un antidepresivo natural, según revela un estudio de la Universidad de British Colombia, en Canadá. La actividad física está relacionada con el rendimiento cognitivo, genera un estado emocional más adecuado que disminuye el estrés y la depresión, mejora la autoestima y aumenta el autoconcepto del individuo, lo que favorece su interacción con los demás.

Por su parte, una investigación del doctor Scott Collier, de la Universidad Estatal de Appalachian (Estados Unidos), asegura que el ejercicio matutino reduce la presión sanguínea, prolonga el tiempo de sueño y mejora la calidad del mismo. Las conclusiones se extrajeron después de estudiar los efectos del deporte en personas que lo practicaban a las 7 de la mañana, antes de comer y sobre las 6 de la tarde.

Además, el ejercicio también estimula la producción de endorfinas. Iniciar el día generando esta sustancia nos servirá para afrontar el resto de la jornada con mejor actitud: alivia el dolor, promueve una mayor relajación, disminuye la ansiedad y aumenta la sensación de bienestar. Es decir, mejora el estado anímico y el humor general.

Fuente: Diario Ecología

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top